m

Santi Mendiola


En el centro de Berlanga de Duero (Soria) se alza la Colegiata de Santa María del Mercado. Se comenzó a construir en 1526 bajo el patrocinio de los señores de Berlanga, María de Tovar e Iñigo Fernández de Velasco. A principios del siglo XVII continuaban costeándose las obras. Finalmente quedó inconclusa, a falta de construir el claustro y una de las torres. Una de las peculiaridades del templos es: Que vemos nada más entrar en el edificio, colgado de la pared, es el espectacular caimán negro que Fray Tomás trajo de las Islas Galápagos a su regreso a Berlanga, conocido popularmente en la villa como “el lagarto”. Este animal, tan exótico y raro en tierras castellanas, debió impresionar profundamente a los berlangueses por eso cuando murió decidieron disecarlo y colgarlo de una de las paredes de la colegiata, como prueba irrefutable de la existencia de un animal tan peculiar.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close