m

Santi Mendiola

La mayoría de santuarios sintoístas y en algunos templos budistas un espacio llamado temizuya (手水舎) con una gran pila de piedra de la que salen uno o varios chorros de agua.
La ceremonia de ablución es bastante sencilla, simplemente tenemos que seguir estos pasos: Tomamos uno de los pequeños cazos con la mano derecha, lo llenamos del agua que cae de los grifos y echamos un poco de agua por nuestra mano izquierda, para así limpiárnosla.
1.Seguidamente repetimos lo mismo con la mano contraria, es decir, tomando el cazo con la mano izquierda y limpiando la mano derecha.
2.A continuación volvemos a llenar el cazo con agua y nos lo llevamos a la boca para dar un pequeño sorbo y así limpiarnos la boca (y simbólicamente todo el cuerpo). Este paso a veces se hace también vertiendo agua en la mano izquierda y llevándonosla a la boca, para limpiárnosla

Close